2/1/16

Un Gavilán en la Calle La Mar

Hoy mismo, esta tarde, he recibido el aviso de que una rapaz se encontraba depredando una paloma en una céntrica calle de Castro-Urdiales en la que vivo, sin dar mucha  importancia y después de que en este mismo lugar, la pasada primavera, dos jóvenes halcones peregrinos realizaban las prácticas de sus primeros lances de caza, he bajado cámara en mano y me he llevado una buena sorpresa al comprobar que no se trataba de aquellos halcones; pues no, era un gavilán, Accipiter nisus, rapaz forestal, de hábitos muy discretos y alejado de la presencia humana.
Con gran descaro esta rapaz se alimentaba en el suelo después de abatir una paloma bravía en plena calle de la mar y a la vista de un montón de transeúntes. No es una  práctica común y probablemente se trata de un ejemplar joven con unas disciplinas relajadas si tenemos en cuenta los hábitos normales para esa especie.
Después de que un niño casi lo pisa, ha levantado vuelo se ha posado en un cable y posteriormente en el alero de un tejado con la noche cayendo, casi en un impulso solidario he arrojado el cuerpo de la  paloma a un parterre cercano a la vista del depredador, alejado del concurrido paso de esa castreña calle peatonal, más que nada,  con la idea de dar vía a la posible continuidad de la depredación de su presa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada