28/5/15

Cernícalos patirrojos en Cantabria



Cernícalo patirrojo, Falco verpertinus, Red-footed falcon, Faucon Kobez. Estaba cantado, tarde o temprano los cernícalos patirrojos terminarían por aparecer en esta pequeña y apartada región de sus rutas migratorias principales .
Cada primavera somos testigos pasivos del gran acontecimiento ornitológico masivo que en primavera se disfruta en el Estrecho, en el litoral mediterráneo, en los puertos de montaña pirenaicos o en las zonas de parada tradicionales del interior peninsular.  La geoposición del  Cantábrico oriental no es la más adecuada para estos movimientos y lógicamente las observaciones del gran fenómeno  ornitológico se reducen a mínimos; a especies estivales habituales de nuestro territorio o las pocas  especializadas la ruta costera atlántica
Precisamente es el caso  la especie que nos ocupa, que yo sepa rara en Cantabria. Se trata de un pequeño halcón  de distribución asiática que inverna en África subtropical  y tiene su límite estival de distribución occidental en los países del este de Europa, por lo tanto sus rutas migratorias se trazan por esa parte del Mediterráneo: Malta, Chipre, Turquía son lugares tradicionales de paso.
Cada año vemos pasar algunas citas de algunos ejemplares que se desvían  de su ruta y son observados en la vertiente mediterránea de la península Ibérica sobre todo en la costa catalana y  mucho más escasos al oeste de esta zona.
Sin embargo, este año hay una irrupción extraordinaria de la especie en regiones atípicas con concentraciones grandes en Portugal, incluso Azores,  no descritas con anterioridad. Lentamente, a cuenta gotas, de un día para otro, las citas se van desplazando hacia el norte peninsular  y hacia el este, Galicia, occidente de Asturias, cabo Peñas, obviamente era el turno del Cantábrico oriental.
Los herbazales extensos con siegas recientes o labrantíos arados jalonados conpostes y tendidos eléctricos, son lugares que en general permiten a estas aves la  detección desde el aire de insectos o micromamíferos, su  base de su alimentación.  Aunque las campiñas costeras no parecen ser de su preferencia, su confinamiento a la línea costera, la trama de carreteras y pistas hace fácil el reconocimiento en su busca. Por mi parte llevaba unos días visitando estos biotopos adecuados para la especie, sin suerte y es que según parece todavía no habían alcanzado la región  y por fin la suerte cambio.
Ayer en la parte final de la tarde mientras circulaba de Solares a Pedreña vi dos cernícalos descolgarse  al tiempo de un tendido, acostumbrado a ver a los nuestros siempre solitarios, tuve un pálpito y me acerque  a la zona a examinarlos con más esperanza que otra cosa y  acerté, dio la casualidad que nuestros caminos se cruzaron en ese lugar por el que nunca jamás había pasado y que no olvidaré.
Al llegar pude ver cuatro volando incansables sobre un campo recién segado, tres hembras y otro que con el contraluz no supe, eran las 18:30 y por fortuna la decisión del regreso a casa por el camino más largo tuvo su recompensa. Avisé a algunos amigos e Iván me comento que se acercaba, mientras el sol caía y la luz se tornaba especialmente cálida. Los patirrojos esperaron a Iván y nada más llegar se desvanecieron del Alto del Abejo.
Después de un rato de charla y de satisfacción compartida  en una alejada  torre metálica de la red eléctrica, vimos dos ejemplares posados y decidimos acercarnos, al llegar a la parcela ya eran cinco y luego a última hora tres más. Cinco hembras y tres machos, uno de ellos adulto. Estaban perchados sobre el tendido eléctrico oteando el suelo de  tierra recién roturada sobre la que se dejaban caer cada poco  a la busca de insectos y pequeños roedores, el sol caía y la luz se iba perdiendo bañándolo todo con un intenso color naranja, era hora de regresar a casa.




12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias Germán, nos vemos en el campo.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por las fotos. Los 17 que vi yo por Santander, hacia las 19.00 horas, se dirigieron en línea recta hacia el Sureste, y eso, en línea recta, es hacia Elechas y Orejo, por lo que quizá viste parte de ese grupo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que interesante Dani, como digo en el texto antes de las 18:30 son 2 los que detecto cazando en el Alto del Abejo, al llegar a la zona había 4 y al final del día suman 8, en esa zona con un potencial elevadísimo para sus querencias por lo que seguramente se vinieran y pasarían la noche en la zona. Gracias por tu información y saludos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias David, como le decía a Javier, todo un placer, más aún que un episodio de este tipo quede así representado.

      Eliminar
  4. !Que fotos! Un gustazo, aquí si que los ves con detalle!

    ResponderEliminar
  5. Madre mía Jesús que fotones!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vustros comentarios, David es un placer compartirlas con todos vosotros

    ResponderEliminar