21/2/14

Los piojos de la Kum


No hace demasiado, asistiendo al marcaje de un gavión hiperbóreo, vimos como los anilladores tomaban muestras de los pequeños parásitos que albergaban la cabeza de su huésped. Bueno, pues una maniobra tan sencilla como esta pone de manifiesto una información, de base genética, sobre la procedencia de las gaviotas. Nunca imaginé que ese ser tan “detestable” podría ser portador de una información tan valiosa.

Gracias a la especialización de los insectos  pueden  dilucidar  relaciones filogenéticas y ayudar a comprender ciertas conductas de sus hospedadores.

La  foto de esta tarde ha puesto de manifiesto la abundancia de parásitos que porta mi modelo  en su área  capital, debido al contraste  de color entre los parásitos y su huesped  son fácilmente detectables en distancias cortas  y esto me recordó aquella experiencia  por tierras nórdicas que el  azar puso en nuestro camino.

En esta ocasión el huesped es de una  Gaviota polar o Groenlandesa, Larus glaucoides, Iceland gull, Goeland arctique. de la subespecie Kumlien que por fin  pudo identificarse sin dudas en el puerto de Colindres, gracias a la calidad de la observación que ha revelado los detalles que diferencian esta subespecie americana de su homóloga nominal de aguas europeas.

Agradecer a Ricardo Hevia, Toño Salazar  y Xabi Varela sus comentarios y aportes para identificar coon claridad la subespecie de este animal y especialmente  a Álvaro Bustamante el seguimiento y comunicación de la presencia en las diferentes áreas del puerto de Colindres. A Xulio Valeiras sus indicaciones sobre los estudios  de parásitos en investigaciones oceanográficas en peces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada