28/12/11

Temporales y Cormoranes moñudos

Desde siempre me ha gustado la mar y una de las facetas más bellas e impresionantes se revela cuando azotan los temporales, es la belleza extrema de la mar arbolada restallando contra los acantilados, esos descomunales golpes de mar que llegan a sobrecoger las sensibilidades mas curtidas, sin duda un espectáculo reservado a quién quiera dejarse conmover y que desde la infancia interviene marcando nuestro carácter.
Algo similar podría pasarle a los Cormoranes Moñudos, Phalacrocorax aristotelis, con la gran diferencia de que estas aves marinas dependen directamente del medio marino costero para nacer, crecer... y morir.
En estas imágenes nos podemos hacer una idea de la dureza de sus condiciones de vida en la mar y su eficacia para  poder salir adelante, más aún si las condiciones meteorológicas se sostienen durante varios días, vaya desde aquí mi emotivo homenaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada