5/9/10

CASTRO VERDE: 05/09/10

En la mañana de hoy Roberto Ortíz y yo hemos salido en su motora KAI a la mar de Castro, rumbo norte en busca de las aves marinas que estos dias cruzan el cantábrico hacia el Sur.
Castro Verde es el nombre de un bajo situado a diez millas naúticas al norte de Castro. Se trata de un monte submarino de paredes verticales de 50 metros de desnivel que se eleva desde la cota -100 a la -50. Es una zona muy rica en pesca conocida desde muy antiguo por los marineros de Castro-urdiales.
La riqueza pesquera se debe a la orografía que constituye una auténtica lanzadera de corrientes frias profundas cargadas de nutrientes a la superficie, consecuentemente esta  particularidad hace que las aves marinas se concentren en estas zonas ricas en alimento. De hecho la presencia de este tipo de aves es un bioindicador utilizado desde siempre por los marineros; ahora y  antes del uso de los aparatos de teledetección submarina, tipo sondas, sonar y demás.
La calma meteorológica de ayer 04/09/10, nos animó a intentar los paiños que se ven con frecuencia en esta marca, pero los caprichos de la física atmosférica, nos ha brindado una soleada mañana con una brisa de nordeste que a mediodía nos ha mandado para casa  con el avistamiento muy fugaz de tan solo dos paiños, Hydrobates pelágicus,  y un págalo grande, Stercorarius skua

De vuelta, en aguas costeras nos hemos cruzado con algún alcatraz atlántico, Morus bassanus y las gaviotas patiamarillas, larus michahellis, locales y algún ejemplar de gaviota sombría,  larus fuscus integrados con las patiamarillas.


Un juvenil de gaviota patiamarilla  6·BHL anillado en Vizcaya se encontraba en la zona alimentandose en aguas abiertas.
Y este grupo de cercetas recién llegado del norte se disponía a entrar en tierra frente al monte Cerredo. También durantre todo la mañana hemos podido ver media docena de paseriformes volando a ras de agua y a punto de alcanzar el litoral cantábrico después del titánico esfuerzo de volar la mar hacia el sur...



Las imágenes corresponden a los últimos grupos de alcatraces vistos integrados por ejemplares juveniles que pasaban muy cerca de tierra, frente al islote de Los Conejos,  rumbo oeste en busca de latitudes más septentrionales donde pasarán el próximo invierno. Un lujazo de mañana: Muchas Gracias Roberto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada