21/9/14

Pagazas piquirrojas suecas.
























La Pagaza piquirroja, Hidroprogne caspia, Caspian tern, Sterne caspienne, es el charrán más grande de la región y diría que uno de los más escasos en  la costa cantábrica, se presenta en números muy discretos   en los pasos  primaverales y especialmente en los otoñales durante los meses de  agosto, septiembre y octubre.

Sus paradas suelen ser muy cortas,  incluso de horas, aunque hay ejemplares que pueden permanecer unos pocos  días, sobre todo si acompañan aves  juveniles  en tareas de adiestraminto en sus lances de pesca.
Observar  esta especie  es,  por decirlo de alguna forma,  una cuestión de suerte, eso sí, cuando estos charranes entran en un estuario su presencia es muy  notable,  los reclamos del  joven  y las ásperas  respuesta del adulto, muy parecido al de las garzas reales, llenan el espacio llamando rápidamente nuestra atención, entonces podemos ver  su inconfundible imagen de charrán con un gran  pico rojo brillante, sobrevolando de forma potente  el interior de los  estuarios sobre las demás aves.

Durante este fin de  semana hemos podido ver un adulto y un joven de pagazas piquirrojas en las marismas de Colindres, anecdóticamente los dos ejemplares están anillados y el joven además de llevar la anilla metálica porta una anilla de plástico rojo de lectura a distancia  con el código MCX y gracias a la consulta a  Antonio Gutiérrez, hemos podido saber que se trata de ejemplares procedentes de las costas bálticas de  Suecia.  Hemos remitido la ficha de la observación a la oficina del museo de historia natural para que conste la presencia de ambos ejemplares en aguas cantábricas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada