10/9/12

¡Por allí Resopla!



¡¡¡ Por allí resopla!!! Gritaba obsesionado  el Capitan Ahab  al avistar sobre el horizonte el enorme soplo del gigante de los mares. Después de tantos años de búsqueda por los siete mares  conseguía acercarse a aquella  ballena que le arrebatara una  de sus piernas…

Pero hoy nuestra  película tenía desenlace feliz, los arponeros armados con cámaras y  prismáticos solo querían una imagen que llenase su retina  de los  inmensos colosos marinos que durante estas fechas se deja ver cerca de nuestras costas.

Así es mi incrédulo amigo Josu, hasta seis  Rorcuales comunes, Balaenoptera physalus, Fin wale, hemos podido ver, oir e incluso sentir sus  vaporosos soplos, asombrosamente cerca,  43º36´N frente a Armintza a nueve millas de la costa y con tan solo 500 metros de agua, muy cerca,  para lo que suele ser habitual en la especie.

Las ballenas comían,  se calaban una y otra vez en busca de alimento,  después de diez minutos volvían a emerger jugando al despiste sin un patrón fijo y haciéndonos buscar y buscar sobre el hoy bello horizonte marino. En primer plano la bermeana gaviota y sus  las espaldas, dibujando el perfil costero, el monte Sollube, en segunda fila el Oitz y al final, quizá,  las cimas gipuzkonas.

Desde las 9:20 de la mañana, hasta las 13:30 disfrutamos del hermoso espectáculo del Cantábrico. Además vimos delfines y numerosas aves marinas, que por hoy quedarán en segundo plano ante la inmensidad de las mansas y entregadas ballenas.

Esta vez la oportunidad vino de la mano de mi amigo Gorka Ocio y Verballenas.com a bordo del potente Rodman 1250 llevado ágilmente por Agustín, arantzal de Mutriku que en homenaje a su aitite bautizó el Inaxio Potxolo. En busca siempre de la posición con las mejores luces y la maestría del veterano navegante. Sólo añadir mi agradecimiento por brindarnos esta oportunidad de acercamiento a estos increíbles animales tan cerca de casa, una vez más.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada